¿El regreso de los espermicidas?

Supercondon condoneria en Ciudad de Mexico
Supercondon condoneria en Ciudad de Mexico

Me topé con varios hechos relacionados durante el fin de semana que me parecen lo suficientemente interesantes como para comentarlos acá, y todos giran alrededor de los espermicidas.

Hacia el 2000 se usaban en el mundo tres clases de espermicidas principales, aunque hay algunos más que referiremos al final: el detergente nonoxinol – 9, el cloruro de benzalconio y el popular refresco coca cola. El nonoxinol – 9 ya había desplazado casi por completo al cloruro de benzalconio como espermicida y, como lo hemos mencionado antes, el espermicida nonoxinol – 9 se fabricó en una gran variedad de presentaciones: en gel tópico, en óvulo o supositorio vaginal, en gel lubricante por separado o junto con condón, etcétera. Fue entonces que aparecieron los últimos productos espermicidas a base de nonoxinol – 9 del mercado: la esponja vaginal y el film o película o laminita espermicida.

Casi a la par se difundía, casi a escondidas y quizá con cierta verguenza, una serie de reportes de investigaciones de nivel y financiamiento internacionales que apuntaban a una serie de hechos muy preocupantes. Por ejemplo, que el espermicida es menos efectivo de lo supuesto, y que usado en combinación con otros métodos de control natal, tendía a disminuir la efectividad de ambos métodos combinados y no, como sería de esperar, no la aumentaba. Lo peor estaba por venir…

Porque el detergente nonoxinol – 9 mostró ser un compuesto terriblemente dañino para la delicada mucosa vaginal. Ya se sabía que el nonoxinol – 9, al igual que el cloruro de benzalconio (en México referido como cloruro de bencetonio), tienen un poderoso efecto fungidica, bactericida y hasta viruscida. Por eso el cloruro de benzalconio se emplea como antiséptico general y el nonoxinol – 9 como agente activo anticaspa. Sólo que a nadie se le ocurrió pensar que un compuesto tan poderoso también ataca al epitelio vaginal y rectal cuando entra en contacto con ellos y también lo destruye. Por eso suele causar inflamación y ardor y quemaduras químicas al entrar en contacto con las mucosas. La plaga de la década de los 90 fue, justamente, la vaginitis por contacto con el nonoxinol – 9.

Y digo que no sin verguenza porque era una especie de secreto a voces en la industria y casi en la sombra empezaron a desaparecer los productos con nonoxinol – 9 del mercado. En México resultaba casi imposible conseguirlos, mientras que en Estados Unidos algunas líneas, como LifeStyles y Trojan, decidieron mantener uno o dos condones con espermicida.

Pero no, no quiero decir que nos engañaran. Sinceramente no creo que hubiera algo deliberado en todo esto. Así es la ciencia, se autocorrije, busca evidencias ante hechos nuevos. El hecho es que el espermicida se popularizó bajo la creencia de que aumentaba la eficacia anticonceptiva y brindaba protección contra algunas bacterias, hongos y víruses, cuya apoteosis fue el del VIH, y eso desencadenó una serie de problemas que derivaron en investigaciones que mostraron que, en efecto, el espermicida era el culpable de producir vaginitis y muchos otros problemas de salud.

La conclusión fue demoledora: la exposición al nonoxinol – 9 pone en riesgo la salud de la mujer especialmente, porque ella es más susceptible frente a la agresión del producto, y esa agresión química la hace más vulnerable a todo tipo de infecciones, especial pero no únicamente las de transmisión sexual. Claro que el epitelio rectal es aún más afectado, por ser mucho más delicado. Así que se una recomendación de sendos estudios era disminuir a lo mínimo el uso vaginal del nonoxinol – 9, por su parte el uso anal quedó por completo desaconsejado. Y así las cosas, se fue tejiendo el silencio alrededor del N9. En dos años desapareció de México, pero…

En mi visita de fin de semana a la sucursal de una conocidísima cadena de farmacias de Mëxico, me hallé las laminitas o film o como sea. Nada más las vi, pues, y no parece ser el caso que se las pueda hallar en cualquier lado. Pero se las puede hallar. Me traje una caja con tres de ellas para revisarle a fondo.

El manejo de la información… Acá sí hay mucho que reprochar y no hay forma en que se pueda creer que no hay mala intención en los fabricantes y distribuidores de la laminita en México. Porque siguiendo a la NOM mexicana, el espermicida en cualquier forma de aplicación tiene una efectividad del 75 al 90% y eso no viene indicando en ninguna parte en la caja de la laminita. De hecho, nada más dice que es muy seguro. Planned Parenthood indica en su página una eficacia máxima de 85 y mínima de 71%. Eso significa que es mucho más eficiente usar la anticonceción de emergencia que el espermicida, por ejemplo. Y muchos ya consideramos relativamente baja la efectividad de la anticonceptión de emergencia.

Pero se pone peor porque la FDA de Estados Unidos, ese mismo país del que el distribuidor mexicano se ufana porque allá se han vendido 100 millones de laminitas, la FDA determinó que es obligatorio advertir al usuario que el uso de la laminita incrementa el riesgo de adquirir VIH, y también es obligatorio advertirle al usuario que si su pareja es VIH positivo no debe usar la laminita. Y es obligatorio avisarle al usuario, literalmente, que si desconoce si su pareja tiene VIH, debe escoger otro método de control natal. La FDA norteamericana obliga a avisarle al público que la irritación vaginal puede no producir síntomas, mas la irritación vaginal aumenta el riesgo de infección por VIH. En cambio, el producto distribuido en México declara no tener efectos secundarios. Ello contraviene no nada más lo que dice la FDA, sino a la propia NOM mexicana. También entra en contradicción con la NOM cuando declara que su producto es efectivo hasta por tres horas después de la inserción del mismo, mientras la norma oficial mexicana señala que el efecto protector alcanza un máximo de una hora.

Por mi parte, nada tengo en contra de que una persona decida o no usar la laminita espermicida. Cada quién. Yo nada más respondo al compromiso ético hacia mis clientes y jamás pondría al alcance de nadie ningún tipo de espermicida, N9 o benzalconio o cualesquiera de los otros que hay disponibles. La razón es sencilla: me interesa promover la salud de las personas, no dañarla.

En un hecho relacionado se dio el anuncio de la fundación de Bill y Melinda Gates de organizar un concurso para buscar la nueva generación de condones o su sustituto, que podría ser una sustancia. Para quienes deseen participar, la intención es que desarrollen una propuesta y la Fundación proporcionará cien mil dólares para el arranque del proyecto. Y todo esto se hace porque las personas siguen teniendo resistencia a usar condón. La Fundación cree que el problema está en el insumo, el condón como tal, y no en los posibles usuarios y sus múltiples razones para no protegerse. Como fuera, porque declaro que no tengo la respuesta, esperamos que el esfuerzo de la Fundación rinda frutos y aparezca un nuevo producto que proteja a la generación que viene. Ojalá. No sé si será una sustancia, porque, después de todo, llevamos trece años buscando seriamente un microbicida y no hay adelantos. Pero igual cruzamos los dedos.

Notas y referencias

La Norma Oficial Mexicana puede consultarse acá http://www.salud.gob.mx/unidades/cdi/nom/005ssa23.html en el apartado 6.7.2 Espermicidas, en el punto 6.7.2.8 se especifica la duración de la protección anticonceptiva: “Dependiendo del tipo de producto empleado, será limitada a una hora a partir de la aplicación del espermicida en la vagina.” Y más adelante, en el seguimiento de la usuaria, la NOM declara que tal se hará para reforzar las instrucciones y “así como para consejería de métodos más efectivos”.

El archivo del sitio TheBody.com ofrece referencia a multitud de documentos relativos al espermicida. Recomendamos el aviso de 2007 de la FDA sobre las advertencias que forzosamente deben llevar los productos con espermicidas http://www.thebody.com/content/art44455.html y cito:

  • For vaginal use only
  • Not for rectal (anal) use
  • Sexually transmitted diseases (STDs) alert: This product does not protect against HIV/AIDS or other STDs and may increase the risk of getting HIV from an infected partner
  • Do not use if you or your sex partner has HIV/AIDS. If you do not know if you or your sex partner is infected, choose another form of birth control.
  • When using this product you may get vaginal irritation (burning, itching, or a rash)
  • Stop use and ask a doctor if you or your partner get burning, itching, a rash or other irritation of the vagina or penis

Other information in the new labeling includes:

  • Studies have raised safety concerns that products containing the spermicide nonoxynol 9 can irritate the vagina and rectum. Sometimes this irritation has no symptoms. This irritation may increase the risk of getting HIV/AIDS from an infected partner.
  • You can use nonoxynol 9 for birth control with or without a diaphragm or condom if you have sex with only one partner who is not infected with HIV and who has no other sexual partners or HIV risk factors
  • When used correctly every time you have sex, latex condoms greatly reduce, but do not eliminate the risk of catching or spreading HIV, the virus that causes AIDS.
  • Use a latex condom without nonoxynol 9 if you or your sex partner has HIV/AIDS, multiple sex partners, or other HIV risk factors
  • Ask a health professional if you have questions about your best birth control and STD prevention methods

La página de Planned Parenthood sobre espermicida http://www.plannedparenthood.org/health-topics/birth-control/spermicide-4225.htm

Desde TheBody.com (http://www.thebody.com/content/art30552.html) la carta que presentó Helene D. Gayle, M.D., M.P.H. Director, National Center for HIV, STD, and TB Prevention, 2000, comienza así:

At the International AIDS Conference held in Durban, South Africa, from July 9-14, 2000, researchers with the Joint United Nations Programme on AIDS (UNAIDS) presented results of an important study about HIV prevention in women. They studied a product widely used in spermicides, nonoxynol-9 (N-9)..

El escándalo del nonoxinol 9 http://www.thebody.com/content/art32322.html

La página de la OMS (WHO en inglés) ofrece varias referencias, en especial relacionadas al VIH y al N9: “two studies mentioned in the report point to an increased risk of sexually transmitted infections, including HIV infection, in women using nonoxynol-9 products. A possible reason, suggested by the findings of other studies, is that nonoxynol-9 can disrupt the epithelium, or wall, of the vagina, thereby potentially facilitating invasion by an infective organism. The frequency of this epithelial disruption seems to depend on the intensity of use of the product—from 18% of women using the product every other day to 53% using it four times a day, in one study. “Women who have multiple daily acts of intercourse should be advised to choose another method of contraception,” the experts concluded. However, they added, for women who do not use spermicides frequently and who are not at a high risk of HIV infection, spermicides that contain low doses of nonoxynol-9 are “probably safe”.” Citado como aparece en http://www.who.int/mediacentre/news/notes/release55/en/

Sobre el concurso de la Fundación Bill y Melinda Gates http://www.policymic.com/articles/33573/bill-gates-condoms-microsoft-founder-offering-100-000-in-condom-improvement-contest

Me falta la referencia al estudio que mostraba cómo usar espermicida en conjunción con otros métodos, como condón o diafragma, bajaba la efectividad de ambos. Debí acceder a él en algún momento entre 2002 y 2004. No lo tengo a mano y tendré que buscarlo. La buena noticia es que sé que existe porque lo leí yo mismo con estos dos ojos, ahora el punto es encontrarlo. Espero hacerlo eventualmente y entonces se publicará acá mismo.

Bueno, me concierne la salud de la población con la que trabajo. Pero más allá que dar mi punto de vista basado en la información que poseo, más que eso no puedo hacer. Que cada quien decida si le conviene o no usar espermicida. Por mi parte, siempre estoy contento de tener noticias tuyas y si hay alguna pregunta o duda, recibo tus comentarios supercondonmx@gmail.com

Visita nuestra nueva tienda online

http://supercondon.pswebstore.com/mx/

Envíos a todo México

Múltiples opciones de pago a través de PayPal, PayU o Transferencia electrónica

Condones | Lubricantes y productos para masaje | Productos para el placer íntimo y en pareja

Puedes usar de este material, pero cita la fuente, ya sea la url de este artículo como aparece en tu navegador o la de la página oficial de supercondon, http://supercondon.com.mx

7 Comments

  1. ¿Entonces en la actualidad ya no se consigue ningún tipo de espermicida? Yo viví un tiempo en Italia y allá si había, no digo que fuesen muy comunes como otros métodos pero si eran fáciles de encontrar. Regreso a México y hasta vergüenza me daba preguntar en otra y otra y otra farmacia porque nadie sabe qué son los dichosos espermicidas…

    1. Para ser justos, en fecha reciente nos han hecho el favor (sarcasmo) de enviarnos desde Estados Unidos un producto en lámina que es posible conseguir en México. Sin embargo hay varias razones por las que incluso me reservo a dar el nombre del susodicho producto, ya que no puedo recomendarlo de ninguna manera. En principio de cuentas, porque informa de manera falsa y contraviene lo estipulado en la Norma Oficial Mexicana sobre Planificación familiar. Eso ya de por sí me parece muy grave. Pero por otro lado, yo no sé por qué alguien querría usar algún producto espermicida siendo el caso, como es, que en la práctica puede decirse que no sirven para lo que dicen que sirven y, peor aún, exponen a la gente a graves problemas de salud. En conclusión: actualmente, aunque esperamos que por no mucho tiempo, hay un producto norteamericano en laminilla disponible en México. Por otro lado, esos productos de los que le hablo tienen poco en nuestro país y hace más de una década que no se venden espermicidas en México. Nadie tendría por qué estar obligado a conocer sobre un producto que en nuestro país, afortunadamente, es casi imposible conseguirlo. Gracias por escribirnos, JIM

    1. Hola, veo que es un producto disponible en Europa. Los europeos y los americanos somos culturalmente muy distintos. Acá algo como el contragel podría funcionar… pero no en combinación con capuchones y diafragmas. Busqué pero no encontré estudios clínocos que avalen la eficacia o eficiencia del producto. A lo que entiendo no puede usarse por sí mismo. Tampoco concuerdo con sus advertencias y con su declaratoria de producto natural. El ácido láctico, ¿de dónde lo obtienen para la fabricación del producto? Todavía el limón, bueno… Entre este gel y usar, como Casanova, una cáscara de naranja, me quedaría con el del célebre italiano. Pero no hay necesidad. Existe el DIU y hay versiones libres de hormonas. En resumen: yo no lo recomendaría.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s