De erecciones, eyaculaciones, espermatozoides y más

Supercondon condoneria en Ciudad de Mexico
Supercondon condoneria en Ciudad de Mexico

De erecciones, eyaculaciones y espermatozoides

En las últimas semanas hemos trabajado mucho en nuestra cuenta de Twitter (@supercondonmx) sobre la evolución de la sexualidad humana. Y es que en las últimas décadas hemos emprendido comparaciones entre los comportamientos y características sexuales de los diferentes primates, incluidos nosotros mismos, y lo hemos hecho desde la biología, la medicina y la psicología, por citar algunas, que no todas, las ciencias y disciplinas implicadas en la exploración de la naturaleza humana más íntima.

Sin duda el tema es apasionante y sin duda todo ello ha contribuido enormemente a entendernos mejor. Y también ha dado pie a resolver algunos curiosos acertijos evolutivos. Por ejemplo…

¿Por qué el ser humano tiene el pene más grande entre los primates?

Resulta que la posición de la vagina en los seres humanos es bastante rara en comparación a otros primates. Las mismas modificaciones estructurales que nos permiten andar a dos pies han empujado la vagina humana de forma que apunta hacia abajo y ligeramente hacia adelante. Esto es francamente inusual. En todos los demás primates la vagina está horizontal, no vertical. Desde el punto de vista de la reproducción esto es un problema para nosotros, los humanos, porque el semen del varón es un líquido viscoso, pero líquido al fin, y como todos los líquidos, tiende a fluir hacia donde la gravedad lo indica.

Así que, para aumentar la probabilidad de alcanzar un óvulo y fecundarlo, se ha seleccionado naturalmente a los machos humanos de penes más largos, ya que así el semen es depositado más profundamente en la vagina.

Por el contrario, nuestros parientes cercanos, gorilas y chimpancés, tienen penes diminutos.

¿Para qué sirve el orgasmo femenino?

Es una pregunta inquietante y sin respuesta definitiva a hoy día, pero se sospecha que el orgasmo femenino aumenta la probabilidad de lograr la fecundación del óvulo. Puede sonar un poco extraño pero lo cierto es que el orgasmo femenino no es únicamente una sensación intensa de placer acompañada de liberación de hormonas. Uno de los aspectos más llamativos del orgasmo femenino tiene que ver con la vasodilatación y el tono muscular, pero especialmente el tono muscular cuando de hallar la función del orgasmo se trata.

Cuando sobreviene el orgasmo femenino siempre se hace acompañar de un cambio de posición del útero, de forma que se alinea con la vagina. Pero no es ése el único cambio interesante porque resulta que el útero se sacude con fuerza mientras se producen esos breves segundos de placer intenso. Y a más intenso el placer, más sacudidas del útero. Aún hay más, porque funcionalmente esas sacudidas del útero producen un efecto de aspiración del líquido seminal, que de esta forma, al parecer, aumenta la probabilidad de los espermatozoides de atravesar la formidable barrera formada por el moco cervical, que cubre la entrada, justamente, hacia el útero.

Esto es increíblemente importante porque la estadística de los espermatozoides, los pobres, es terrible…

¿Por qué producimos tantos espermatozoides?

Son como los Storm Troopers, parecen completamente prescindibles por su altísima mortandad y prácticamente no le dan a nada… Imaginemos que una eyaculación promedio contiene de cien a cuatrocientos millones de espermatozoides, y de ésos, claro, sólo uno alcanzará al óvulo.

La vagina representa un reto fantástico desde el primer momento, tan pronto son expulsados, los espermatozoides se enfrentan a un medio que les resulta tóxico, pues la acidez de la vagina les produce la muerte… Es más, se estima que 90% de ellos muere rápidamente debido a esta causa.

Más increíble es que, aún contando con la ayuda de la aspiración producida por el útero cuando éste se sacude a causa del orgasmo, aún así, de los entre cien y cuatrocientos millones, reducidos a entre 10 y cuarenta millones, únicamente unos cien llegarán hasta los oviductos, o trompas de Falopio, a encontrarse con el óvulo. Un puñadito…

Los embarazos perdidos

Lograr un embarazo es, a la vez, sencillo y complicado. Sencillo, porque ocurren muchas más fecundaciones de óvulos de las que notamos. Complicado, porque muchísimos de esos óvulos, siete de cada 10, no se implantarán o serán expulsados durante las primeras semanas de embarazo. Lo normal es que las personas ni siquiera se den cuenta que han estado embarazadas. Lo peor del caso, es que no sabemos por qué es que esto ocurre. Se sospecha que puede haber defectos en el embrión, o incompatibilidades entre madre y embrión… pero todo esto es nada más que eso, sospecha.

El tamaño de los testículos

Es ésta una cuestión intrigante porque responderla equivale a saber si el ser humano está inclinado naturalmente a la monogamia o a la poliginandria, es decir, a la promiscuidad en sentido etimológico estricto: tener muchas parejas sexuales.

La cuestión es sencilla: los gorilas macho tienen testículos diminutos. Un gorila macho espalda plateada domina un harem al que tiene acceso sexual exclusivo. Por el contrario, entre los bonobos, los testículos son gi – gan – tes – cos en comparación a los nuestros. Entre ellos el acceso sexual no es exclusivo y los espermatozoides necesitan ser producidos en ingentes cantidades para que un chimpancé macho en particular tenga esperanzas de fecundar alguna vez un óvulo. ¿Y en los seres humanos? Los testículos son considerablemente más grandes que los de los gorilas, pero diminutos comparados a los de los bonobos. ¿Entonces, cuál es la naturaleza de la competencia de los espermatozoides de los machos humanos?

No hay respuestas definitivas, pero todo apunta a que hemos evolucionado de escenarios poliginándricos – acceso sexual no exclusivo- a otros de monogamia no estricta.

Por lo que sabemos, la monogamia estricta es tan rara en el resto de la naturaleza como lo es en nuestra especie. Pero eso, bueno, da tema para un buen ensayo aparte.

Podría pensarse que nos conocemos muy bien. Que en cuestión de sexo y sexualidad, lo que hoy no sabemos la experiencia nos lo revelará. Pero no ha sido el caso. Somos demasiado complejos. Las conjeturas de hoy en lo que a sexualidad se refiere serán probablemente desechadas dentro de poco. Pero esto que se está construyendo, el entendimiento de la naturaleza humana, no deja de ser impresionante. Seguiremos con estos temas más adelante.

Por cierto, siempre estoy contento de tener noticias tuyas. Escríbeme supercondonmx@gmail.com

Visita nuestra nueva tienda online

http://supercondon.pswebstore.com/mx/

Envíos a todo México

Múltiples opciones de pago a través de PayPal, PayU o Transferencia electrónica

Condones | Lubricantes y productos para masaje | Productos para el placer íntimo y en pareja

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s