Por qué los orgasmos femenino y masculino no están coordinados

Supercondon condoneria en Ciudad de Mexico
Supercondon condoneria en Ciudad de Mexico

Es de todos conocido: los hombres experimentan su orgasmo y con él la emisión de sus gametos – la eyaculación conteniendo sus espermatozoides- en un tiempo promedio mucho más corto que las mujeres. Se trata de un curioso fenómeno considerando que el orgasmo femenino incrementa la probabilidad de fecundación del óvulo.

Expuesto de forma breve, cuando la mujer experimenta orgasmo su útero se sacude y cambia de posición, lo cual favorece que los espermatozoides atraviesen el tapón de moco que cubre la entrada del cerviz o cuello uterino. De hecho, a más intenso el orgasmo, más sacudidas y más intensas éstas, y por tanto, mayor probabilidad de que pasen los espermatozoides hacia el útero.

Bajo este razonamiento, un proceso de selección natural parecería favorecer a los machos de nuestra especie que fueran capaces de producir más y mejores orgasmos en su(s) pareja(s). Y sí, pero a la vez no.

Sí, porque hay mecanismos que apenas comenzamos a describir – no a entender- que favorecen que ciertos machos de nuestra especie produzcan más orgasmos en el sentido en que hemos dicho. Por ejemplo, los hombres más simétricos en su complexión producen más orgasmos en su pareja, suelen tener más parejas e incluso, hasta se sabe que tienen mejores sueldos que los machos menos simétricos. Imagínate. Esto tiene un significado profundo que no abordaremos aquí y ahora, pero conviene tenerlo presente.

Por otra parte, otro proceso de selección natural ha obrado en contra de nuestra experiencia de placer, porque ha favorecido a los machos que eyaculan rápido y a las hembras que tienen orgasmo con pausa. ¿Por qué la naturaleza nos ha jugado esta mala pasada? Pues, porque si el varón tiene su orgasmo y eyacula antes que su pareja, hay más probabilidad de que su semen, y por tanto, sus espermatozoides, alcancen al óvulo.

Desafortunadamente los varones necesitan tomarse un tiempo de recuperación después del orgasmo para volver a experimentar uno. E incluso se da el caso que los subsecuentes orgasmos masculinos son menos intensos. Por el contrario, en la mujer los subsecuentes orgasmos se vuelven más fáciles de alcanzar y cada vez más intensos. Aquí intervienen otros conceptos, que abordaremos en otra entrada: la competencia espermática cobra relevancia.

En todo caso, lo importante es que el placer, no cualquier placer, el placer sexual, es una experiencia que, a través de un proceso de selección natural, ha resultado favorecida porque nos ofrece ventajas adaptativas. Que el placer favorezca la reproducción no deja de resultar paradójico desde muchos puntos de vista, ¿qué opinas?

Visita nuestra nueva tienda online

http://supercondon.pswebstore.com/mx/

Envíos a todo México

Múltiples opciones de pago a través de PayPal, PayU o Transferencia electrónica

Condones | Lubricantes y productos para masaje | Productos para el placer íntimo y en pareja

1 Comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s